Scuola di tecnica drammatica (un frammento) de Claudia Castellucci del 14 al 18 de noviembre (RESAD)

238a_z

Del 14 al 18 de noviembre Claudia Castellucci (Societas Raffaello Sanzio) imparte “La práctica de la escuela como un acto de metamorfosis” con motivo del I Congreso Internacional en Pedagogía Teatral que organiza la RESAD en Madrid.

El seminario, dirigido a un grupo de 20 personas que tendrán la oportunidad de disfrutar a partir de hoy en Madrid (y por primera vez en España),  propone a los estudiantes probar un “fragmento” de escuela basado en dos obras recientes de Claudia Castellucci: Scuola Cònia, un curso estivo de técnica de la representación, que tiene lugar cada mes de julio en Cesena, y Setta. Scuola di tecnica drammatica, un libro que recoge ejercicios y material de estudio en forma de manual.

Claudia Castellucci funda en 1981 la Socìetas Raffaello Sanzio junto a Romeo Castellucci y Chiara Guidi. Para la Compañía ha compuesto textos dramáticos y teóricos, y ha sido intérprete de diversos espectáculos. Ha creado escuelas de técnica dramática. Ha publicado, además de numerosos textos teatrales, los volúmenes: Il teatro della Socìetas Raffaello Sanzio: dal teatro iconoclasta alla super-icona (con Romeo Castellucci, Ubulibri 1992), Uovo di bocca. Scritti lirici e drammatici (BollatiBoringhieri 2000), Epopea della polvere (con Romeo Castellucci y Chiara Guidi, Ubulibri 2001), Los Peregrinos de la materia, teoría y práctica teatral (con Romeo Castellucci, Contitametienes 2013), The Theatre of Socìetas Raffaello Sanzio (con Romeo Castellucci, Chiara Guidi, Joe Kelleher y Nicolas Ridout, Routledge 2007), Setta. Scuola di tecnica drammatica (Quodlibet, 2015).

La propuesta de Madrid quiere explicar en la práctica la idea de “escuela” que para Castellucci determina un modo particular de estudiar y vivir, elegido y asumido como propio por aquellos que deciden participar. “Hacer escuela es tan importante como los temas que en ella se tratan.  La escuela no tiene un método, es un método. La escuela es un conjunto de personas que se unen para estudiar y experimentar juntas. Es una relación que se lleva a cabo a través del tiempo. El tiempo y el conocimiento están conformados por un ritmo marcado por la propia escuela. El ritmo es una forma del tiempo, por lo que la escuela es una obra en su desarrollo. Hay escuelas que duran años y otras un día: es necesario que cada una de ellas sea en sí un hecho consumado”, señala la propia artista.

Y continúa: “La idea de teatro, que toma forma cada vez no se impone contenida en un método predeterminado, sino que es el resultado de una sistemática investigación que, a partir de un motivo inicial planteado por el escolarca, se desarrolla en forma dialógica. Este es el inimaginable encuentro de cada escuela.”

Claudia Castellucci comienza en 1989 la Scuola teatrica della discesa, difundiendo un anuncio distribuido al azar. En él se entendía que se trataba de una práctica de los conocimientos, dirigido a los jóvenes. Con ellos comenzó una relación escolástica, con una frecuencia regular, durante tres años. Para la Scuola teatrica della discesa inventó una gimnasia acompañada con el canto y el  estudio de la fenomenología de la representación. Introdujo el estudio y la práctica de la métrica y la melodía, traducidas en ritmo y movimiento.

1992-99: Otros ciclos de tres años de escuela, siempre marcados por la gimnasia, la filosofía y la representación. La escuela encontró otra sede en una antigua escuela de primaria de un pequeño pueblo en el campo de Cesena.

2003-2009:  Emprende otra escuela más especificamente dirigida al movimiento rítmico:  la Stoa, con sede en Cesena, en el Teatro Comandini, sede de la Socìetas Raffaello Sanzio. También esta escuela se desarrolla a partir de encuentros regulares a lo largo de todas las estaciones. Con Stoa nace I balli, danzas caracterizadas por una interpretación del movimiento sobre la métrica del tempo musical.

2010-2012:  creó Calla , otra escuela rítmica que ha producido dos espectáculos basados en la danza y diálogos dramáticos.

En 2014 comenzó Mòra, una escuela de movimiento rítmico y filosofia, que ha dado el resultado del baile “Verso la specie”. Mòra existe hasta hoy y se desarrolla en Cesena. Y en julio de 2014 comenzó un curso de tres años sobre la técnica de la representación,  llamado “Scuola Cònia”  de una duración de dos semanas. El nombre de “Cònia” se refiere a las cimas de las montañas, e indica la disposición clave del estudio: el aislamiento y la rarefacción.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s